sábado, agosto 11, 2007

El Momento

El viento, que soplaba levemente, movía las enormes copas de los árboles con un ritmo casi coreografiado. Juan miraba y respiraba rítmicamente con el balanceo de los árboles. Maria tenía la certeza casi irracional de que la vista de Juan estaba posada en una hoja en particular. Una en medio de todas.
- Una hoja que cae es testigo de un instante, y ese instante vive para siempre, es eterno. Sin embargo aceptamos que la misma hoja no puede volver a caer del mismo árbol en toda una eternidad. ¡Cuantas cosas que aceptamos, así sin más!

2 comentarios:

Veria dijo...

ESTAMOS EN EL CAMINO...
"...vamos evolucionando de un plano de cantidad a un plano de calidad. Entonces es cuando los fantasmas aparecen y también aparece la posibilidad de que afloren facetas de uno mismo hasta ahora dormidas o desconocidas. Y comienza la lucha en el plano de la mente, para derrotar a la razón y sus fantasmas..."

Ricardo dijo...

Albert Einstein escribia a la viuda de Michele Basso, su amigo:
"Michele me ha precedido de poco para irse de este mundo extraño. Eso no tiene importancia. Para nosotros, fisicos convencidos, la diferencia entre pasado y futuro no es mas que una ilusion, aunque sea tenaz".
No me cabe duda que este momento es a lo que Einstein se referia.